Historia

ANTECEDENTES DEL ACROSPORT
A lo largo de la historia han existido numerosas manifestaciones colectivas que han utilizado la acrobacia como actividad central; de hecho se la considera como una actividad deportiva ancestral. Prueba de ello son las múltiples formas de ejercicios acrobáticos representados en las ánforas, vasos y diferentes monumentos de la antigua dinastía China y Grecia. Igualmente en Egipto, una de las culturas antiguas más avanzadas, aparecen numerosas escenas de danzas y acrobacias en las tumbas privadas de los faraones. El circo, la danza, el teatro y los diferentes programas de educación física han contribuido a su difusión a lo largo de la historia:
* Desde la existencia del circo moderno, la presencia de la acrobacia en sus más diversas formas no ha dejado de existir. La acrobacia está presente en todos y cada uno de los ejercicios circenses (trapecistas, equilibristas, payasos….).
* En las danzas tradicionales de nuestro país, y especialmente en los momentos culminantes de las mismas, surgía una composición estática o dinámica en la que unos cuerpos ascendían sobre los otros formando una torre, un castillo o una pirámide (Castells “castillos” de Cataluña).
* Dentro del teatro cabe hacer una mención especial al Teatro Acrobático de Pekín, donde es impresionante la gran variedad de formaciones y pirámides humanas que representan en su repertorio escénico.
* En cuanto a los planteamientos gimnásticos colectivos con fines educativos y de exhibición mencionaremos las Spartaquiadas y las Gymnastradas que tienen auge todavía en la actualidad, o los grupos de “cheerleaders” (animadoras) que incluyen muchas acrobacias en sus rutinas, así como las nuevas tendencias que dentro de la Educación Física escolar están favoreciendo el desarrollo y expansión del acrosport.